sábado, 4 de junio de 2016

Improvisando mi adolescencia - Capítulo 43.

La espera se me hizo eterna. Dejé su chat abierto pero no se ponía En línea, por lo que supuse que estaría leyendo mi carta. Decidí ir a la cocina a buscar una manzana o cualquier cosa que hubiese para comer y bajar los nervios. Encontré varias y agarré dos.

—¿Estás bien, hija? —preguntó mamá observándome.

Asentí sonriendo y me fui.



Deslicé la barra de notificaciones y ahí estaba su mensaje.

Jo: Seguís ahí?
Yo: Sí, sí…
Jo: Me sorprendiste jajaja
Yo: Siento un poco de vergüenza, creo. Pero no me arrepiento
Jo: Está perfecto! Jaja. No me la esperaba, posta
Yo: Dicen que las cosas inesperadas son las mejores, no?
Jo: Sí, depende.. Hablemos de esto, porfa

Empecé a comer la manzana explotando de los nervios. Sentía cómo mis dedos empezaban a temblar.

Yo: Bueno. Arranco. Te escribí lo que me pasa, lo que siento después de todo esto. No te quise hacer sentir presionado ni nada. Fue un descargo emocional, jaja
Jo: Lindo descargo emocional!
Yo: Necesario.
Jo: Gracias por la sinceridad, Ju. Ahora lo hago yo, te parece?

Y bueno, si no quedaba otra…

Yo:
Jo: Te quiero y te extraño. Mucho! Pero no pienso que alguien es esencial en la vida de otra persona, y este distanciamiento me hizo darme cuenta de varias cosas

“No sigas, por favor, basta.”

Jo: Me acordé de cada momento que pasé con vos cuando nuestra relación empezó a ir mal. De cada palabra que me decías, de cada expresión que usabas, de todo! Y, medio tarde, te doy la razón. Lo nuestro está super desgastado, ya no es lo mismo…

Los “Escribiendo…” me mataban.

Jo: … y por más tiempo que nos tomemos, esto ya no avanza, Ju. Vivimos lo que teníamos que vivir, pasamos por lo que teníamos que pasar y duramos lo que teníamos que durar. Ahora es momento de buscar, crear y replantearnos cosas nuevas. Te quiero muchísimo y siempre vas a ser la persona más importante de mi vida, estés cerca o lejos. Y no quería que te confundieras, sabía q no tenía q llamarte. Perdón!

Cada palabra que leía me rompía un poquito más el corazón. Pero no podía parar.

Yo: Lo acepto, pero no lo entiendo. Me buscabas constantemente, te aparecías por mi casa, me llamabas a la hora que fuere, todo por nada?
Jo: No digas eso. Yo me cansé de remarla tanto después de q hayas estado con Agustín. Estaba dispuesto a perdonarte todo. Pero abrí la cabeza y empecé a quererme un poco… y hasta ahí llegué
Yo: Nunca vas a entender que NO estuve con Agustín mientras estaba con vos?
Jo: O sea que estuviste con él mientras pensabas en qué decirme a mí, no? Jajaja ya fue, eu, posta. Todo bien igual, pero no quiero seguir con esto
Yo: Listo? Así terminamos casi dos años de noviazgo? Oka, dale
Jo: Y cómo querés que terminemos si todo empezó por vos y tus histeriqueos, boluda? Diciéndote que te amo y que vengas a buscarme? NO JULIA!

Momento de echarse culpas.

Yo: Ahora la culpa es mía
Jo: Ahora y antes. Ya sabés lo que pienso, basta, ya fue. Gracias por todo, que seas muy muy muy feliz!
Yo: Estás con otra, no?
Jo: EH? Podés parar?
Yo: Decime la verdad, Joaquín

Bloqueé dos segundos mi celular y, cuando volví a abrir WhatsApp, no podía ver su foto de perfil, ni su estado ni su última conexión. ¿Me había bloqueado? Sí.
“Es un forro cagón. Lo odio!”, grité mientras tiraba el celular contra el ropero.

—¡Julia, pará! —gritó mamá entrando a mi cuarto.

Empecé a llorar y ella me abrazó.

—¿Qué te pasa, reina?
—¡Joaquín me pasa, má, Joaquín! —respondí histérica.

Me miró compasiva.

—¿Querés hablar?
—¡No! ¡Lo único que quiero es olvidarme de él para siempre y mandarlo bien a la  mierda!
—Basta, hija, basta —me tranquilizaba mamá tocándome el pelo. —Acostate y dormí, ¿sí?

Le hice caso (medio a la fuerza) y me dormí al poco tiempo.



Me desperté ya siendo de día, pero cuando miré el reloj eran las diez de la mañana. Me puse las pantuflas con cierta rapidez y recorrí la casa buscando a alguien, pero nadie estaba.

—¡¿Papá?! ¡¿Nico?! —pregunté gritando.

En ese momento golpearon la puerta. Me acerqué al espejo que está en el living y mi aspecto era agradable como para recibir a alguien a las diez de la mañana. Abrí la puerta.

—¿Qué querés?
—Tengo algo para darte —contestó con una sonrisa.
—No quiero nada de vos, Paula. ¿Qué hacés acá? ¿No fuiste al colegio?

Volvió a sonreír.

—En serio te va a gustar. Es solo para vos.
—¡¿No entendés que no quiero nada que venga de tu parte?! —grité eufórica.

Miró para su lado izquierdo y guiñó el ojo. Yo no podía ver de qué o de quién se trataba, pero pensé que me estaba haciendo una broma de mal gusto.

—Nos vemos —dije.

Entré a mi casa bastante confundida. ¿Por qué seguía esforzándose tanto en buscarme, en recuperarme?

Abrí la alacena, saqué cereales y los puse dentro de un vaso de yogurt con frutilla. Coloqué todo en la mesa y puse Soda Stereo en la compu del living. Masoquismo puro, se le llama.
Estaba muy entretenida cantando y comiendo hasta que sonó de nuevo el timbre. Me prometí que si era Paula, le cerraría la puerta en la cara. Pero no era ella.

—Sorpresa —dijo.

Me quedé con los ojos abiertos como dos platos y la boca cerrada, hasta que entendí la situación (más o menos) y empecé a rascarme la cabeza, a morderme el labio, a levantar la ceja izquierda.

—¿No vas a decir nada?
—¡Sí, que sos un pelotudo! ¡Rajá de mi casa, enfermo! —le grité.
—Obligame a irme —desafió. —¿Me vine desde el sur para verte y me tratás así?

Reí irónicamente.

—¿Te mandé una carta desnudándome por completo y me bloqueás por WhatsApp? Huevos son los que te faltan, Joaquín.
—¿Ah, sí? —preguntó redoblando la apuesta.

Iba a asentir con la cabeza para después entrar a casa pero me besó.
Sí, así.
Sus labios sobre los míos y su perfume sobre mi piel.
Quería separarme, pero no podía (ni quería). Quería decirle que lo odiaba con cada parte de mi ser, pero no me salían las palabras.

Entramos besándonos a mi casa, casi sin respirar, diría yo. Soda seguía sonando fuertemente, pero no molestaba: al contrario, era un gusto reencontrarnos así.

—Te amo, te amo, te amo —dijo suavemente en mi oído derecho mientras me besaba el cuello. —Te amo.

Sonreí para mis adentros.

Fuimos hacia mi habitación, donde solo se oía el ruido del viento y de algunos pájaros. Podía ver por la ventana cómo el cielo se iba nublando y cómo los truenos empezaban a hacerse notar. Me gustaba.
Nos acostamos en mi cama y Joaquín empezó a desnudarme. Yo hice lo mismo con él, hasta que empezó a bajar y yo solo gozaba. 
No puedo explicar con palabras cuánto extrañaba su presencia, su voz, su perfume, sus besos, su manera de tocarme, su sensualidad, su cabello, sus manos. No puedo explicar todo lo que sentí en el momento en el que volvíamos a estar juntos.

—Sos la más linda —dijo abrazándome.

Por una extraña razón, sentí su voz lejos de mí.

—Te extrañaba tanto —volvió a comentar.


Pero sus palabras estaban cada vez más distantes de mi cuerpo.

Luli / Improvisando mi adolescencia - Capítulo 43.

13 comentarios:

  1. Ay seguro era un sueño lpm, voy a morir!! Amo esto, te felicito y espero con toda la intriga del mundo el proximo capitulo!!

    ResponderEliminar
  2. Siii lo que queria 🙌 , juntos. ME ENCANTA!. Que sigan juntos por favor!!

    ResponderEliminar
  3. Ayyyy me encanta me encanta, Luli cada palabra tuya es perfecta, inspira muchisimo, segui asi tenes mucho talento.

    ResponderEliminar
  4. Aaaayyyy me encanta me encantaa, lo estaba espeandoo, seguro es un sueño:c ojala no lo sea, segui asi que tenes mucho talento, espero con toda la intriga el proximo cap!!

    ResponderEliminar
  5. Aaaayyyy me encanta me encantaa, lo estaba espeandoo, seguro es un sueño:c ojala no lo sea, segui asi que tenes mucho talento, espero con toda la intriga el proximo cap!!

    ResponderEliminar
  6. Aaaayyyy me encanta me encantaa, lo estaba espeandoo, seguro es un sueño:c ojala no lo sea, segui asi que tenes mucho talento, espero con toda la intriga el proximo cap!!

    ResponderEliminar
  7. es obvio que algo le habran tramado con paula, son unos hijos de puta! adoro esta novela y no puedo esperar, fuckkk! necesito saber que le hicieron esos garcas. Bien Lu! Estas subiendo mas rapido los capitulos, genia seguila ya o te busco y te mato ahre forra lov uuu

    ResponderEliminar
  8. Hacia unas semanas que no lo leía, la verdad muy buen la novela! Espero que la puedas seguir pronto! Te felicito por la forma e escribir! :)

    ResponderEliminar
  9. Suban el 44 por favor lo ruego! ������������������������

    ResponderEliminar