martes, 15 de diciembre de 2015

Él.

Cuando me toca hablar de él sinceramente no sé por donde empezar, me resulta difícil describir lo que me pasa. Pero voy a hacer el intento. 
Él fue la persona que más amo y más amé en mi vida, mi único y último amor, sé que por más que pasen años y años lo voy a seguir recordando como el primer día, voy a seguir recordando esos ojos cafés que se achinaban cuando te reías que me volvían loca, esa sonrisa que me hacia olvidar de todo, esa manera de ser tan única que tenías, pero lo voy a recordar con una mezcla entre nostalgia, felicidad y tristeza. ¿Por qué tristeza? Porque se fue de mi vida, no sé exactamente cómo ni porqué pero se fue.. y a partir de ese día algo en mí murió, nunca pude volver a ser esa chica que era antes, algo en mí se apagó, es como si me hubieran sacado una parte de mí. Creí que al pasar el tiempo iba a poder recuperarme, pero no, siempre estás en todas partes aunque en realidad no estés en ninguna. Me parece verte todo el tiempo, relaciono todo con vos, cierro los ojos y ahí estás.. tus recuerdos inundan mi cabeza, y cada vez que pienso en vos me es inevitable no llorar, porque te extraño, te necesito, daría lo que sea por un último abrazo, un último beso.. Sos lo que más quise en mi vida y ese lugar no te lo va a quitar nadie. Algo de vos quedó tatuado en mí y no se va a borrar nunca. Sólo espero que el destino algún día nos haga coincidir, sólo eso. Hasta siempre, mi gran amor. 
-Sofi.

1 comentario: