domingo, 8 de noviembre de 2015

Seremos.

Es muy raro lo que siento por vos. No estoy enganchada (al menos por ahora), me gustás y, aunque vengan otros, serías mi primera opción. Porque con vos es diferente, único, de novela: tan nosotros.
Ahora, actualmente, no podemos estar juntos. Bah, no nos esforzamos por estarlo, porque si queremos, podemos (caso aparte). En fin. En menos de cuatro meses tal vez te vayas a estudiar y sería bastante en vano intentarlo para que terminemos sufriendo, ¿no? A pesar de esto, yo no dudo de que sí quiero estar a tu lado. Siento una conexión tan especial entre nosotros que algo me dice que siga remándola porque tarde o temprano, en el 2015 o en el 2020, vamos a terminar juntos. ¡Y qué lindo pensarlo de esta forma!
Si bien mis presentimientos e intuiciones femeninas nunca me fallaron, puedo estar soñando demasiado, obvio. Pero siento esto tan real, tan "de otro mundo", que me ilusiona... al menos un poco. Suena raro que, con quince años, piense y crea así, pero nos tengo fe.
No sé si seremos mañana, si seremos el próximo año o si seremos ya de adultos. No obstante, muy dentro mío siento que nuestra historia va a ser. Tu mirada me dice "cada vez falta menos, esperémosnos", y confío en ella, y sigo su consejo.
Seamos un día, seamos toda nuestra vida, seamos un breve amor eterno, pero si somos pronto, mejor.

-Luli.

No hay comentarios:

Publicar un comentario