martes, 10 de noviembre de 2015

Conocerme.

Cuando recién me conocen, me tildan como una chica tímida, callada y quizás un poco antipática, pero la realidad es que soy completamente distinta a lo que demuestro en la primera impresión. 
Se podría decir que tengo dos facetas; una, que es cuando estoy con personas que no tengo confianza, y la otra cuando estoy con personas con las cuales me siento cómoda, reconozco que conocerme no es un trabajo fácil, requiere tiempo, no soy de contarle mis cosas a cualquiera ni mucho menos.. Pero la gente de hoy en día prefiere ni gastarse en conocerte realmente y optan por quedarse con esa primera imágen, la cual es completamente errónea.
Cuando estoy con personas de confianza soy una chica súper alegre, divertida, que se la pasa hablando, haciendo bromas y que casi nunca la vas a ver mal, y si lo está prefiere guardárselo para ella misma y hacer como si nada. 
Soy muy sensible pero ese lado no se lo muestro a cualquiera, quizás lo hago inconscientemente para que no se aprovechen de eso y me lastimen.. Así que si te muestro esa parte que tanto oculto de mí, tenés que saber que te ganaste toda mi confianza. 
Yo creo que es lindo ser así, porque salís de lo básico y predecible, irradias todo un misterio que le genera curiosidad e intriga al otro, porque nunca sabe con qué le vas a salir. 
En fin, estaría bueno que la gente ocupe tan sólo un poco de su tiempo en conocer bien al otro, porque se pueden llevar sorpresas muy gratas, no me parece bien que juzguen sin conocer, y etiqueten a alguien de algo que no es.
Demás está decir que si te muestro mi 'faceta oculta', tenés que saber que te considero una persona muy importante en mi vida, porque como dije, no cualquiera se gana mi confianza y cariño.

-Sofi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario