viernes, 27 de noviembre de 2015

Comentarios negativos.

Lamentablemente vivimos en una sociedad donde todos se creen dueños de la vida de todos, se meten en la vida de las demás personas, critican, sin siquiera saber qué es lo que le pasa a la otra persona.. Y a esa gente le digo: ¿Qué ganás vos criticando a la otra persona sabiendo que lo único que podés hacer es que se sienta mal? ¿Para qué lo haces? ¿Por qué te metés en algo que no te corresponde? ¿No te das cuenta que quedás como un ridículo al hacer ese tipo de cosas?
No te hacen mejor persona, al contrario, demuestran claramente la vida tan vacía que debes llegar a tener como para meterte en vidas ajenas. Yo creo que tienen que tener al menos un poquito de consideración por el otro, porque si VOS fueras esa persona que tanto critican y tanto juzgan no la pasarías bien, ¿Para qué haces algo que no te gustaría que te hagan? Y no lo digo como una frase hecha, es que realmente es así, antes de hacer algo pónganse en el cuerpo y la mente de la otra persona.
Todos tenemos el privilegio de hacer lo que queramos con nuestras vidas, entonces.. ¿Qué necesidad tenes de ir y meterte en la vida de los demás sin que nadie te llame?
En fin, esa clase de personas me dan pena, porque al tener un autoestima tan pero tan baja lo único que los hace sentir bien es la infelicidad del otro, porque justamente ellos son unos infelices. No dejes que ellos logren su objetivo, los comentarios negativos te tienen que resbalar, tomártelos como de quién viene. Así que viví, reí, amá, disfrutá y por sobre todas las cosas hacé lo que tengas ganas de hacer, que no te importe lo que piense o diga el resto. No dejes que las opiniones de los demás te consuman. Así de simple.

-Sofi.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Lo extraño.

Extraño sus cálidos abrazos, extraño escuchar su corazón acelerarse, extraño la forma en que me miraba, extraño sus besos, extraño que me dijera al oído cosas lindas, extraño que me diera besos en la frente, extraño pasar horas hablando de cualquier cosa sin aburrirnos, extraño sus palabras que me hacían sentir amada, extraño sus bromas, extraño sus intentos de morderme los labios, extraño que me haga enojar apropósito, extraños las estupideces que hacíamos juntos, extraño el tono de su voz, su olor, extraño sentir como el mundo dejaba de existir cuando me tomaba de la mano, extraño esos nervios previos a verlo, extraño las sonrisas que me sacaba en segundos, extraño sentir como mis labios se deslizaban delicadamente encima de los suyos, extraño su sonrisa, extraño cuando me decía que era la más linda de todas, extraño que me tratara de enamorar; aunque ya lo estuviera. Lo extraño, lo extraño a él. Lo extraño y mucho.  

-Sofi.

martes, 10 de noviembre de 2015

Conocerme.

Cuando recién me conocen, me tildan como una chica tímida, callada y quizás un poco antipática, pero la realidad es que soy completamente distinta a lo que demuestro en la primera impresión. 
Se podría decir que tengo dos facetas; una, que es cuando estoy con personas que no tengo confianza, y la otra cuando estoy con personas con las cuales me siento cómoda, reconozco que conocerme no es un trabajo fácil, requiere tiempo, no soy de contarle mis cosas a cualquiera ni mucho menos.. Pero la gente de hoy en día prefiere ni gastarse en conocerte realmente y optan por quedarse con esa primera imágen, la cual es completamente errónea.
Cuando estoy con personas de confianza soy una chica súper alegre, divertida, que se la pasa hablando, haciendo bromas y que casi nunca la vas a ver mal, y si lo está prefiere guardárselo para ella misma y hacer como si nada. 
Soy muy sensible pero ese lado no se lo muestro a cualquiera, quizás lo hago inconscientemente para que no se aprovechen de eso y me lastimen.. Así que si te muestro esa parte que tanto oculto de mí, tenés que saber que te ganaste toda mi confianza. 
Yo creo que es lindo ser así, porque salís de lo básico y predecible, irradias todo un misterio que le genera curiosidad e intriga al otro, porque nunca sabe con qué le vas a salir. 
En fin, estaría bueno que la gente ocupe tan sólo un poco de su tiempo en conocer bien al otro, porque se pueden llevar sorpresas muy gratas, no me parece bien que juzguen sin conocer, y etiqueten a alguien de algo que no es.
Demás está decir que si te muestro mi 'faceta oculta', tenés que saber que te considero una persona muy importante en mi vida, porque como dije, no cualquiera se gana mi confianza y cariño.

-Sofi.

domingo, 8 de noviembre de 2015

Seremos.

Es muy raro lo que siento por vos. No estoy enganchada (al menos por ahora), me gustás y, aunque vengan otros, serías mi primera opción. Porque con vos es diferente, único, de novela: tan nosotros.
Ahora, actualmente, no podemos estar juntos. Bah, no nos esforzamos por estarlo, porque si queremos, podemos (caso aparte). En fin. En menos de cuatro meses tal vez te vayas a estudiar y sería bastante en vano intentarlo para que terminemos sufriendo, ¿no? A pesar de esto, yo no dudo de que sí quiero estar a tu lado. Siento una conexión tan especial entre nosotros que algo me dice que siga remándola porque tarde o temprano, en el 2015 o en el 2020, vamos a terminar juntos. ¡Y qué lindo pensarlo de esta forma!
Si bien mis presentimientos e intuiciones femeninas nunca me fallaron, puedo estar soñando demasiado, obvio. Pero siento esto tan real, tan "de otro mundo", que me ilusiona... al menos un poco. Suena raro que, con quince años, piense y crea así, pero nos tengo fe.
No sé si seremos mañana, si seremos el próximo año o si seremos ya de adultos. No obstante, muy dentro mío siento que nuestra historia va a ser. Tu mirada me dice "cada vez falta menos, esperémosnos", y confío en ella, y sigo su consejo.
Seamos un día, seamos toda nuestra vida, seamos un breve amor eterno, pero si somos pronto, mejor.

-Luli.

sábado, 7 de noviembre de 2015

Soltar.

Muchas veces nos encontramos en momentos donde tenemos que elegir si dejar ir, o seguir intentando.. Y entonces se arma una guerra inmensa en nuestra mente, porque no sabemos qué hacer, no sabemos qué decisión tomar. No es nada fácil, queremos soltar pero a la vez no. Porque.. cómo hacemos para dejar ir a algo que además de hacernos tan mal, también nos hace tanto bien? Nos encontramos contra la espada y la pared, pero en esos momentos hay que poner las cosas en una balanza y sacar conclusiones, pensar si nos hace más mal que bien o viceversa, equilibrado nunca va a estar, siempre algo pesa más que lo otro. Por ende si eso que tanto nos cuesta dejar nos provoca más tristeza y nos trae más problemas que felicidad es momento de soltar, aun que duela, porque de nada sirve retener algo que nos hace tan mal a nosotras mismas, si lo hiciéramos seríamos unas masoquistas y esa no es la idea. Siempre hay que dejar ir lo que nos hace daño porque no podemos persistir en el dolor, eso hace que no podamos avanzar. Así que ponete firme y hacelo, porque te aseguro que la caída va a ser mucho menos dolorosa que mantenerte aferrada a lo que NO es.  
-Sofi.

jueves, 5 de noviembre de 2015

Piezas de dos rompecabezas diferentes.

¿Tan difícil iba a ser todo esto?
Vos sos el típico pendejo popular que tiene a todas atrás, que sale de joda todos los fines de semana, que no importa si está de novio pero a otra se tiene que comer, que no hace falta hablarle para darse cuenta que NO vale la pena estar embobada por alguien así... ¿y qué? Si yo no elegí enamorar de vos. Simplemente pasó, casi sin notarlo, y creo que eso es lo que más me dolió; hacerme la superada con el gran "no me voy a enganchar", creer que ibas a dejarla a ella por mí, pensar que algo de todo lo que me decías era cierto... ¡Eso dolió! Fingir que lo tenía todo controlado cuando, en el fondo, sabía que no era cierto. Antes que quedar como la boluda que se enamoró del flaco al que todo le chupa un huevo, preferí engañarme a mí misma aunque la verdad era sabida desde hacía rato.
Vos, mi amor, tan asá y yo tan así. Somos piezas de dos rompecabezas diferentes: totalmente imposibles de encajar.
Y me la banco, eh. Porque sé (y sobre todo aprendí) que todo vuelve, que hoy vos jugás conmigo y mañana podés ser el que escriba esto.
Te idealicé lo suficiente como para soportar cosas imbancables, y sin embargo todavía te quiero; porque un amor como el nuestro, o mejor dicho como el mío hacia vos, no se olvida. Y aunque muchas pasen por tus labios, por tus manos, por tu cama... estoy totalmente segura de que fui quien marcó la diferencia.

-Luli.

martes, 3 de noviembre de 2015

Vacía.

Sentirse vacía es sin dudas uno de los peores sentimientos que existen. ¿A qué voy con esto? Cuando te sentís sola, cuando nadie logra entender lo que te pasa, ni tampoco hacen un esfuerzo por comprenderte, cuando nadie es capaz de preguntarte qué es lo que pasa, cuando nadie se interesa realmente en tus problemas, cuando no tenés un hombro donde llorar, cuando sentís que no encajas en ninguna parte, cuando no le encontrás demasiado sentido a nada, cuando sentís que al pasar los días todo sigue igual que siempre, que nada cambia..
Eso, sin dudas, genera un vacío enorme. Lo más feo es tener que convivir con eso y fingir que todo está bien, que no pasa nada.. Es como que estás, pero a la vez no estás, porque tu alma siente una carencia de mil cosas.
Silenciosamente pedís a gritos que aparezca alguien que te salve, alguien que pueda llenar ese vacío enorme que sentís dentro.. Alguien que te saque de la rutina y rompa todos tus esquemas, alguien que te saque de tu infierno, tan simple como eso. 
-Sofi.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Vivir.

Cuando canto, me siento viva.
Cuando lloro, me siento viva.
Cuando bailo, me siento viva.
Cuando me río hasta llorar, me siento viva.
Cuando estoy con la gente que quiero, me siento viva.
Cuando beso a la persona que amo, me siento viva.
Cuando digo "te quiero", me siento viva.
Cuando recibo un mensaje de esa persona, me siento viva.
Cuando escucho el sonido de las gotas de la lluvia, me siento viva.
Cuando leo mi libro preferido, me siento viva.
Cuando mis primos más chicos me llenan de abrazos, me siento viva.
Cuando hago lo que amo, me siento viva.
Cuando escucho una canción que me pone la piel de gallina, me siento viva.
Cuando me visto linda sola y exclusivamente para mí, me siento viva.
Cuando me arriesgo, me siento viva.
Cuando sé reírme de mí misma, me siento viva.
Y pensar que todavía hay personas que dicen que no vale la pena estar vivo. Deben estar buscando la felicidad en lugares demasiado complejos, porque la felicidad real y valiosa la tenemos todos los días en las pequeñas cosas...
Abran los ojos y redescubran. Redescúbranse.

-Luli.