jueves, 3 de septiembre de 2015

Recuerdos.

Todos tenemos recuerdos, siempre recordamos, todo el tiempo, sin darnos cuenta, cuando caminamos, cuando estamos escuchando música, hagamos lo que hagamos siempre están ahí, son fotografías mentales. La memoria es una caja llena de recuerdos, algunos más pequeños e indiferentes y otros tan fuertes e imborrables, siempre están ahí, torturándonos, como un fantasma que siempre aparece.. algunos feos y otros tan lindos que cada vez que pensamos en ellos es inevitable sonreír o que se nos llenen los ojos de lágrimas, y por qué pasa eso si se supone que son recuerdos lindos? Porque sabemos que eso que vivimos jamás va a volver, esa sensación tan única que sentimos en ese momento jamás la vamos a volver a repetir, sólo va a quedar en nuestra cabeza el resto de nuestros días y nada más.. Justamente por eso nos da tristeza recordarlos, porque la nostalgia que nos agarra es terrible y darnos cuenta que jamás vamos a volver a vivir eso de nuevo es aún más feo. Incluso nos hubiéramos imaginado que determinada situación iba a marcar un antes y un después en nuestras vidas? En el momento en el cual estábamos viviendo esos momentos eramos conscientes de que después se iban a transformar en un recuerdo tan imborrable? Seguramente no.. 
Muchas veces nos aferramos a ellos, estamos repitiendo constantemente esa situación una y otra vez en nuestra cabeza, y aunque sepamos que nos hace mal la seguimos recordando.. Porque cuando uno sacude el cajón de los recuerdos son ellos los que terminan sacudiéndolo a uno, por eso hay que disfrutar las cosas buenas que nos pasan al máximo, vivirlas como si fuera nuestro último día de vida, porque eso que estamos viviendo no lo vamos a volver a vivir nunca más y en un futuro vamos a desear volver a ESE momento. Pero a no vivir del pasado, disfruta el hoy sin pensar tanto, porque lo que pasó, pasó y algo nos dejó.  

-Sofi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario