lunes, 14 de septiembre de 2015

Nada es para siempre.

Sí, así es, nada es para siempre, duele, no? Pero lamentablemente es así.
Y cuando digo ''nada'' me refiero a todo, es decir, todo cambia, aunque no queramos las cosas se terminan y cuando menos lo esperamos. Tenes ganas de hacer algo? Hacelo. Tenes ganas de decirle algo a alguien? Decíselo. Porque después va a ser tarde, porque como digo, todo cambia.. 
Duele pensar que las parejas, amigos o la relación que tengamos con determinadas personas en algún momento se van a terminar.. A muchos de nosotros, a casi todos diría yo, nos pasó de qué de un día para otro te conviertas en un completo desconocido para alguien, ya sea por una pelea o por lo que fuere, y en ese momento nos quedamos frustrados y pensamos: '¿Por qué razón tuvo que terminar todo?' y no encontramos la respuesta, hasta incluso nos enojamos con la vida, pensamos que es ilógico que nos cruce con determinadas personas, entablemos una relación tan linda con ellas y luego se termine como si nada. Pero creo que de eso se trata, cada persona que pasa por nuestra vida nos marca algo, nos deja una enseñanza, por más fugaz que haya sido esa persona algo nos dejó. Yo no creo en las casualidades, no conocemos a las personas por accidente, están destinadas a cruzarse en nuestro camino por alguna razón. Por eso cuando la vida te cruce con alguien, sea quién sea, disfrútala, viví los momentos que más puedas con ella, tené miles de aventuras, porque en algún momento, vaya uno a saber cuando, eso se va a esfumar. 
Si estás pasando por un mal momento, no te desesperes, paciencia! Porque tampoco va a ser para siempre, en esta vida nada dura una eternidad. 
-Sofi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario