viernes, 11 de septiembre de 2015

¿Destinados a ser?

Anoche se me dio por extrañar(te). Extrañarte a vos, extrañar tus besos, extrañar tus abrazos, extrañar mis desvelos por vos, extrañar tus mensajes, extrañar nuestros encuentros, extrañar lo que teníamos. Después de mucho tiempo, volví a pensarte, porque nunca hace mal recordarte un rato.
Sos como un tatuaje en mi mente, por más años que pasen... vas a seguir estando presente. Sos imborrable.
Me hubiese gustado darte un último mimo, un último apretón, una última caricia. Me hubiese gustado no haberme entregado tanto. Me hubiese gustado que estemos destinados a ser. Me hubiese gustado que nos encontremos a tiempo, porque nos quisimos y de eso no tengo dudas, sólo que en momentos diferentes.
Admito que duele cruzarnos y parecer dos desconocidos; nos sonreímos por cortesía pero, antes, esas sonrisas eran la razón de mi alegría. Poco a poco empezamos a alejarnos y creo que si fue así, hubo una razón (escondida por el momento). También creo que si la vida nos cruzó una vez, puede cruzarnos dos. Pero, ¿quién sabe? Quizá en un futuro seamos uno.

-Luli.

No hay comentarios:

Publicar un comentario