domingo, 30 de agosto de 2015

Decepción.

Me acuerdo perfectamente de esa noche en la cual te conocí, esa noche en la cual me sentía tan sola y estaba pasando por mis peores momentos, parecía que habías caído del cielo, pero JAMÁS hubiera creído que te ibas a volver tan importante e incondicional para mí. Primero te tome como ''algo más'', como alguien sólo para pasar el tiempo, aparte sabía que seguías enganchado con tu ex así que eso hacía que yo no te tome muy en serio, pero después la cosa se empezó a complicar, empezamos a hablar todas las madrugadas por whatsapp, ya era una costumbre, horas y horas hablando sin aburrirnos, y poco a poco me fui dando cuenta de que yo me estaba enganchando más de lo que debía.. y tenía miedo, mucho miedo, porque yo no quería engancharme, no quería sufrir otra vez por nadie, y mucho menos sabiendo que vos seguías enganchando con ella, así que lo deje pasar, traté de convencerme a mi misma de que no me pasaba nada fuerte con vos, pero era imposible, me daba cuenta que estaba pendiente del celular las 24 horas del día, y cuando veía que me mandabas un mensaje y me decías de vernos saltaba de la emoción, poco a poco me di cuenta que a vos también te pasaba algo conmigo, porque me dabas más importancia, te preocupabas por mí, me entendías, me consolabas, y me decías cosas hermosas.. Entonces me puse muy feliz, porque sabía que esto que me pasaba era mutuo, que nos pasaba a los dos, y qué lindo era! Nunca fuimos novios pero hace de cuenta que lo éramos, nos celábamos todo el tiempo y estábamos sumamente enganchados, siempre pendiente de nosotros, pero obviamente como en toda relación no todo es perfecto.. empezamos a discutir, primero eran discusiones breves y una vez cada tanto, pero después comenzábamos a discutir más y más y las peleas duraban más, pero siempre siempre volvíamos, nos reconciliábamos y era tan lindo, volver a verte después de tanto extrañarte era hermoso. Pero no todo quedó ahí, al pasar el tiempo los celos de ambos comenzaron a aumentar, por ende nos peleábamos por cualquier cosa y ya hacíamos una película de algo que quizás no era nada, yo sumamente histérica y vos sumamente soberbio, pésima combinación, no? Nunca asumías tus errores, siempre me echabas la culpa a mí de todo, que era yo la que veía fantasmas cuando en realidad no era así, fuimos y volvimos muchísimas veces, muchísimas.. Hasta que llegó el día menos pensado.. un día hablando por whatsapp me dijiste que habías hablado con ella(su ex) y que te había sacado una sonrisa, en ese momento, al leer que él mencionaba su nombre sentí como mi corazón se partió en mil pedazos, una mezcla entre bronca y tristeza invadió mi cuerpo, te dije de todo, incluso te bloquee, me la pase llorando, no podía entenderlo, si él me había jurado que no se hablaba más con ella, cómo podía ser? Cuando al fin logre digerirlo después de unos cuantos días decidí hablarte, entre lágrimas te escribí que lo nuestro no daba para más, que me hacías muy mal y que quería cortar todo de raíz, obviamente te enojaste pero lo entendiste y quedó ahí.. Creí que ibas a volver a hablarme, que me ibas a venir a decir lo mucho que me extrañabas y necesitabas como solías hacerlo antes cuando peleábamos, pero nada de eso pasó. Pasaban los días y no recibía ni un mensaje tuyo, entonces me di cuenta que ya no te importaba más, que te daba igual hablar o no conmigo, que ya no eras el mismo de antes, y fue ahí cuando sentí una decepción inmensa. Pasaban los días y te extrañaba tanto, pero tanto.. porque vos lo eras todo para mí, todos los planes, lo que construimos por tanto tiempo se derrumbó en un segundo y ¡por tu culpa! y eso era lo que más me dolía.. Te creí distinto y me decepcionaste, ni te imaginas cuanto, reconozco que no soy perfecta pero creo haber dado lo mejor de mí y vos tiraste todo a la basura, todavía me sigo preguntando: ¿Qué nos pasó? pero bueno, supongo que todo en algún momento se termina.. así que buena suerte, de verdad, que tengas todo lo que no te supe dar.
-Sofi.



No hay comentarios:

Publicar un comentario